imagen 3 pasos para iniciar un proyecto de arquitectura de manera creativa

Título-post-arquiSabemos que un arquitecto ante todo debe de ser muy imaginativo, este debe plantearse las necesidades de los usuarios y determinar ciertos parámetros antes de definir su diseño. Pero, ¿qué podemos hacer para que se nos haga más sencilla la tarea de desarrollar nuestro proyecto? Y lo mejor de todo,  de manera creativa.

A continuación 3 consejitos para echar a volar la imaginación de manera creativa:

1. Busca espacios únicos para reflexionar:

Cuando tienes un proyecto por iniciar debes plantear la conceptualización de este, o sea necesitas inspiración. Entonces, piensa cuál es tu lugar favorito, un espacio en el que te sientas libre, a gusto y súper motivado para echar tus ideas a flote, por ejemplo, cuando era estudiante de Arquitectura vivía en mi país de origen, Costa Rica. Varias veces opté por ir a una zona cercana de mi casa llena de árboles, un bosque hermoso con vistas hacia todo el valle. Allí, se respiraba pureza y se escuchaban los pajaritos cantar, era mi sitio ideal. Visitarlo en estas circunstancias de necesidad imaginativa me permitía sentirme en paz, libre y muy inspirada para dar todo de mí en este inicio de diseño.

12
Encuentra ese lugar especial

Te planteo pienses en cuál podría ser tu espacio ideal, puede que tengas uno, dos o muchos más. Lo importante es que hagas el esfuerzo de trasladarte a este espacio al iniciar un proyecto, así te será más fácil que tus ideas fluyan y podrás expresarte con toda libertad. Ahora, no olvides llevar tú cuaderno y lápiz de dibujo y “Nunca dejes de rayar”. Sentirte a gusto, cómodo e inspirado es lo más importante. Es el momento ideal para ser creativo.

 

2. Juega con volumetrías existentes o construye tú mismo las tuyas:

Muchas veces se nos hace difícil llegar a una forma o volumetría en nuestro proyecto, es ahora momento de utilizar tu imaginación y crear volúmenes con cosas que tengas cerca, por ejemplo palillos de dientes, la goma de tu hermanita con forma cilíndrica o bien las cajitas de smint que se te acabaron hace unos días y tienes ahora sobre tu escritorio. Claro, no olvides que la forma tiene un estudio preliminar y no es sólo diseñar por diseñar, lo importante es desarrollar un proyecto atractivo hacia los usuarios pero ante todo funcional y basándose en todos tus estudios previos.

Recuerdo al cursar un taller de diseño de mediados de mi carrera donde me sentía agotada y sin tiempo. Me encontraba en la universidad, en una sala esperando a ser atendida para matricularme en un curso. Sobre uno de los escritorios tenían estos papelitos tan útiles para poner notas, los famosos Pos-it, pedí que me dieran unos 3 y mientras esperaba me puse a pensar en el siguiente paso de mi proyecto, la volumetría. Curiosamente con dos de estos papelitos logré echar a volar mi imaginación y en cuestión de minutos resolví una parte de mi proyecto, lo que me permitió aprovechar cada segundo en mi trabajo de diseño sin pensar en que podría estar perdiendo el tiempo si no estaba en mi sitio de trabajo.

fotos-maqueta
Explora la forma con los materiales que tengas a mano, sé creativo 

Tenemos que lograr crear esa forma ideal con todo lo que tengamos a nuestro alcance, no te exijas los mejores o más caros materiales, al final esta etapa del diseño es experimental y lo que queremos es solucionarla de la mejor manera. Las volumetrías son unas de mis herramientas preferidas. Explorar la forma de manera física te permite desarrollar espacios en donde las personas que vean tu proyecto puedan identificarse y sentir el espacio tal y como lo estás planteando.

3. Piensa cómo marcar la diferencia al exponer tu proyecto:

No te limites a plotear unas láminas con tus planos y perspectivas, no formes parte de lo que todos hacen, tienes la oportunidad de marcar la diferencia. Puedes recurrir a muchos recursos para expresar tus ideas al público.

Por ejemplo, si tu proyecto es un chiringuito en la playa, ¿qué podrías hacer para exponerlo de manera creativa? Si lo que quieres es trasladar su mente al lugar del proyecto y así explicarles tu conceptualización del sitio, puedes por ejemplo aprovecharte de sus sentidos: en la parte introductoria de tu exposición pon el sonido de las olas de fondo, también puedes llevar una caja con arena de mar y decirle a tu público que la toque por un momento. Esto les permitiría trasladarse al lugar del proyecto y les sería más fácil identificarse con lo que les vas a hablar.

Por otro lado, puedes generar un corto recorrido espacial al exponer todo tú material, mostrar desde los primeros bocetos y volumetrías hasta tus láminas finales con la maqueta detallada del proyecto. Utiliza todas las alturas del espacio, por ejemplo: poner carteles que se sostengan desde el techo, pegando láminas en las paredes (muy importante a la altura adecuada para el alcance de la vista de tú público), además puedes construir escalones con cartón para ubicar todas las maquetas de proceso que realizaste hasta llegar al desarrollo final.

Lo más importante es ser creativos e indagar en todas las opciones que tenemos para expresar nuestras ideas demostrando así que tu proyecto es genial.

Espero que estos consejitos te den resultado en tu trayectoria como Arquitecto o en cualquier otra faceta de tu vida, vamos a por ello. Y sobre todo a tope colega y pura vida.

Me encantaría saber tú opinión y si tienes alguna otra idea creativa que aportarnos escríbenos. Estaremos encantados de saber lo que piensas.

Anuncios

Gracias por tus comentarios :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s